El signo


Ilustración de Börkur Sigurbjörnsson

Lamenté haberle pedido un signo a Dios. No estaba viendo las cosas más claras que antes. Estaba igual de confundido. Tal vez estaba todavía mareado después de haber sido alcanzado por el rayo, pero no me atreví a pedirle a Dios que desarrollara el tema.